Баллада о солдате (FullHD, драма, реж. Григорий Чухрай, 1959 г.)

Баллада о солдате (FullHD, драма, реж. Григорий Чухрай, 1959 г.)

SUBTITLE'S INFO:

Language: Spanish

Type: Human

Number of phrases: 622

Number of words: 4409

Number of symbols: 20147

DOWNLOAD SUBTITLES:

DOWNLOAD AUDIO AND VIDEO:

SUBTITLES:

Subtitles prepared by human
00:07
MOSFILM Guión: V. EZHOV, G. CHUJRAI Realización: Grigoriy CHUJRAI Cámaras: V. NICOLAYEV, E. SAVELIEVA Decorado: B. NEMECHEK Múisica: M. ZIV Sonido: V. KIRSHENBAUM Subtítulos en españiol Pablo E. López Rodríguez Reparto: Aliosha (Alexei): Vladimir IVASHOV Shura (Alexandra): Zhana PROJORENKO La madre de Aliosha: Antonina MAXIMOVA El general: Nicolai KRIUCHKOV El mutilado: Evgueni URBANSKI Un filme rodado en los estudios de la orden Lenin, Mosfilm, en 1959 Este camino conduce a la ciudad. Tanto los que se van de nuestro poblado, como los que regresan a su tierra natal, pasan por este camino. Ella ya no espera a nadie. Su hijo, Aliosha, no regresó de la guerra. El está enterrado lejos de su hogar, en una aldea, cuyo nombre no es ruse y personae ajenas ponen flores en su tumba.
02:30
Ellos le llaman soldado ruso, héroe y libertador. Mientras que para ella él era tan sólo su hijo, conocía de él todo, desde el día en que nació, hasta aquél en que él partió al frente. El era nuestro amigo y nosotros contaremos una historia de él, que no conoce ni su propia madre. LA BALADA DEL SOLDADO - ¡Ya! ¡Basta! - ¿Y no vamos a informar? ¿Desde el otro mundo, o qué? ¡Pon pies en polvorosa! ¡Aguila! ¡Veo unos tanques! ¡Aguila! ¿Qué les pasa a ustedes? ¡Aguila! ¡Aquí el Pinzón! ¡Yo soy el Pinzón! ¡Aguila! ¡Aquí el Pinzón! ¡Respondan! ¡Sí, yo soy el Pinzón! ¡Veo unos tanques! ¡Son cuatro! Vienen directamente hacia mí. No hay infantería, ¡en efecto! Entendido, me retiro. ¡A! ¿No te gusta? A Skvortsov le llama el general.
07:37
¡Que Skvortsov se presente ante el general! Aquí está él, camarada general. Soldado Skvortsov llegó por su orden. Bueno, héroe, ven aquí. Cuéntanos, ¿qué fue lo que ocurrió allí? - ¿Estabas en el puesto de observación? - Sí. Bueno y... ¿Qué pasó? Camarada general, francamente, me acobardé. Ellos se acercaron demasiado... ¿O sea que, del susto destruiste dos tanques? ¿Lo oyeron? ¡Ojalá que todos se asustaran así ¿Y no será que no fuiste tú el que los destruyó, sino otro? Yo. ¡Bravo! Propondré tú condecoración. - Pongan a Skvortsov en la lista. - ¡A la orden, camarada general! Les pido que presten atención... Camarada general, ¿no pudiera yo en lugar de la medalla ir por un día a ver a mi madre? - ¿Qué edad tienes? - Diecinueve años. Cuando partí al frente no me despedí de mi madre. Y ahora me han escrito de casa, que el techo se ha agujereado. Permítame ir, camarada general. No estaría mal visitar el hogar, pero no se puede dejar el frente.
09:22
Estamos en guerra y somos soldados. Si estuviéramos en el frente yo lo pidiera, pero, como de todas formas estamos descansando... Deme aunque sea un día. Así reparo el techo y enseguida regreso. ¿Por qué no? Démosle el permiso a Skvortsov. Que repare el techo. - ¡Pero que regrese a tiempo! - Si yo... Camarada general... ¡Andaré de coronilla! Bueno, ven, siéntate. ¡Qué suerte tienes, Skvortsov! ¿A dónde irás? Soy de la región de Gueorguievsk, del pueblo Sosnovka. En un día llegaré. En los tiempos actuales, un día de viaje no te alcanzará. Te doy dos días para ir, dos para regresar y dos más para reparar el techo. ¿Estás satisfecho? Camarada general... - ¡Permita que me retire! - ¡Vete! - Solo, que regresa a tiempo. - ¡A sus órdenes, camarada general! ¡Hermanos! ¡Ayúdennos! - ¡Buen viaje! - ¡Gracias, muchachos! - ¡Disfruta allí por nosotros también! - ¡Gracias! ¡Eh, soldado! ¡Espera! ¡Párate! - ¿Eres el que va de licencia? - ¡Sí, yo!
11:34
- ¿Hasta la región Gueorguievsk? - Sí. ¡Pues yo soy de Uzlovaya, paisano! Pasa por esta dirección. ¡El tiempo lo tengo contado, no puedo! ¡Pero, si en Uzlovaya tendrás que hacer un transbordo! ¡En la calle Chejov! Cerca de la estación. - ¡Pasa por allí, hermano! - ¿Y qué digo? Dile a Liza, mi esposa, que su Seriozha esté vivo... Que lo has visto con tus propios ojos. Dile a Elizaveta que día y noche él sueña con ella. Serguei, deberías enviarle un regalo. ¿Qué puede regalarle él? Todo lo que tiene es del estado. ¡Terminen de hablar! Cabo, dale un jabón a Serguei. ¡Que se lo envíe a su esposa! - Le corresponde una octava parte. - ¡Dale un jabón entero! Tengo tan sólo dos jabones para todo el destacamento. - Pues, dale uno. - ¡Eso es contra el reglamento! ¡No seas avaro, cabo! ¡Dáselo! ¡Abrelo! Se alegrará. - El jabón ahora está exquisito. - Está escaso, ignorante. De todas formas, para la mujer será un regalo agradable. - Dale el otro jabón. - Estoy de acuerdo con él. Camarada cabo... ¿Acaso a mí me hace más falta que a los demás? ¡Cógelo! ¡Cierra!
13:06
- Calle Chejov, número siete... - ¡La encontraré! ¡Deja que le ayude! - ¿A dónde va usted? - A Gorisov. Y yo también. Allí hago un transbordo. ¿Va a casa? Sí, ya combatí lo mío. ¡Y yo voy a casa! ¡De licencia! He tenido suerte. O sea, que seremos compañeros de viaje hasta Gorisov. ¡Ajá!... Gracias, compadre. - En Gorisov también le ayudaré. - Allí me recibirán. - ¿Esposa? - Sí, esposa. Espérame aquí, con la maleta, que voy a enviar un telegrama. ¿Qué hace usted! ¡Ya llegó el tren! - ¿Qué quieres? - ¿Qué quiero? ¡Hay que irse! Vete sin mi. - ¿Qué le pasa a usted? - ¿Qué necesitas? ¡Márchate! Yo estaba allí con la maleta de él... - Esta bien, me voy. - Espera, no te ofendas, hermano, Me siento fatal. Escribí a mi esposa que no iré a su lado. - ¿Por qué? - Así debe ser. Si antes de la guerra teníamos problemas, ahora...
16:50
¡Cállate! Yo mismo no quiero, ¿entendiste? ¡Es muy guapa, joven! Encontrará su felicidad. No sé. ¡La encontrará! - ¿Y usted? - ¿Qué? ¿A dónde irá ahora? ¡Rusia es grande! ¡Eso es una infamia! Es una vileza pensar así. A usted le esperan, sufren, sin embargo... ¡Usted dice un montón de mentiras! ¡Eso es una infamia, una ruindad! ¿Fumamos? - ¿Me da papel? - Por favor. - ¡A mí también, amiguito! - ¡Y a mí! Que quiero fumar. Golpea al enemigo. Léelo y pásalo a tu compañero. ¿Cómo andan de tabaco en el frente? - ¿En el frente? ¡Siempre lo encuentras! - ¡Claro! ¡Qué clase de héroe! Eso parece a aquél caso de un soldado que pide agua a un ama de casa: “Señora, deme un vaso se aqua, que siento tanta hambre, que no encuentro donde dormir.” ¡Exacto! Ese es el método tuyo. ¡Qué buena mujer! ¡No se puede olvidar! ¿Para qué olvidarla?
19:24
Cuando termine la guerra, ve y cásate con ella. Pero, si ya tiene esposo. - ¿También picado de viruelas? - No con la piel lisa. ¿Por qué entonces ella cambió al de pellejo liso por ti? ¡Será porque tendrá algún otro defecto! - ¿Acompañas al camarada? - No, viajo por mi cuenta. ¿De servicio? - ¿A la unidad? - ¡Tampoco! - Entonces, ¿a dónde? - ¡A casa! ¡De licencia! Sigue inventando. ¡De verdad que sí! ¡Destruí dos tanques! No piensen de que, porque soy del destacamento de comunicaciones... Bueno, los de comunicaciones lo hacen con frecuencia. ¿Con qué los destruiste? Con el auricular. No ves que tiene dos cañones. ¿Acaso no saben cómo hacen los encargados de las comunicaciones? Cuando van por el frente y ven tanques enemigos, los van cogiendo uno a uno y metiendolos en su bolsa. ¡Hablo en serio! Cuando el general ordenó que me presentara... - ¡Deja de contar cuentos! - Todavía eres un mocoso para... ¡Mocoso! ¡A ver, dame eso! Ahora les demostraré... - ¿Qué haces? - ¿Qué hago? - ¡Mira! - ¡Vaya, vaya! ¡Qué puntería!
20:53
¿Por qué echaste a perder ese periódico? ¡Tengo otro igual! No pienses en eso, muchacho. Todo te saldrá bien. No puedo dejar de pensar. Mira, mi hija se acaba de casar y ya es viuda. - Bueno, vete. Gracias. - Sí, ahora. Vámonos. ¡Vasilito! Regresaste... Vivo... Bueno... Ahora estamos juntos. Me apresuré en venir. Los autobuses no funcionan. Esto me lo hizo una viruta. Pues, trabajo en una fábrica. Es muy pesado el acero ahora. Ciudadana, ¿va a coger el coche? ¡Si, ahora! Vasilito este es el chofer. ¿Dónde están tus cosas? Aquí. - ¿Dónde está el muchacho? - ¿Cuál? El que me acompañó. ¡Qué héroe! ¡Destruyó dos tanques! Apresúrense, que llego ya tarde. Es una lástima... Se fue. - Salud, amigo. - Salud. - ¿Nos envían? ¿Hasta Gueorguievsk? - Así es. - Oye, amigo... - ¡No lo permitirá! - ¿Quién no lo permitirá? - El teniente.
25:39
- Mira chico, el problema es... - Esta es una carga estratégica. - ¿El heno? - La cuestión es, para quién es. - Para los caballos. - La cuestion es, para qué caballos. Pues que sea un heno estratégico. Comprende que yo viajo del frente. Ya he perdido medio día. Tan sólo cuento con dos. El teniente no comprenderá tu caso. - Pero, ¿qué clase de hombre es? - ¿El? ¡Una fiera! ¡Oye! Que se vaya al diablo ese teniente. Yo me meto en el vagón y él no se enterará de nada. Tengo pocas ganas de ir a un tribunal por tu culpa. Pero, ¿por qué has de ir a un tribunal? Pegarás fuego al vagón y me llevarán al tribunal. - ¿Para qué voy a pegarle fuego? - ¿Quién sabe! A lo mejor en tu bolso hay objetos inflamables. - ¡Pero, si son latas de estofado! - ¿Carne estofada? ¿Estás tratando de sobornar al centinela? - ¡Dame eso! - ¿Qué te pasa? Yo estaba bromeando. ¿No entiendes cuando bromean? En fin, así acordamos: entra en el vagón y hazte el muerto ¿Está claro? Sí. ¿A dónde vas!
28:48
¡Oh, suéltame! ¡Mamá! ¡Suéltame, canalla! - ¡Ay! ¡mamá! - ¿Qué haces? ¡Te has vuelto loca! - ¡Tonta! - Suéltame. ¿Qué te he hecho yo? - ¡No te atrevas a acercarte! - ¿Eres una subnormal? - ¡Si te acercas lo sabrás! - ¡Para qué te necesito! ¡A ver, apártate de la puerta! - ¡Te digo que te vayas de alli! - ¡No me iré! Mamá! - ¿Quéte pasa? - ¿Y a ti? - ¿Por qué gritas? - ¡No te acerques! - Apártate de la puerta. - No me apartaré. En efecto... Eres una subnormal. ¡Bueno, vete al diablo! ¡Rómpete la cabeza! ¡Salta! No hace falta. Ahora habrá una estación. Abre la puerta que yo me bajo. ¡Apártate del tren militar! ¡Al que coja le llevo a un tribunal! ¡Para ti suena! ¡Al que coja lo fusilo! - No llores en vano. - Eres el culpable de todo. Por tu culpa tiré mis cosas. ¡Si no fuera por mi, te hubieras estrellado! ¿Y a ti qué te importa? ¿Por qué vas todo el rato detrás mío? Tu misma te metiste en el vagón y ahora Resulta que yo soy pegajoso.
31:48
- ¿Por qué te escondiste en el heno? - ¿Crees que me escondí de tí? - ¿De quién si no? - Del teniente. ¿De qué teniente? Del jefe del tren. El teniente es una fiera. Yo también viajo de polizón. Si me cogen me echan del tren, incluso Pueden darme una paliza. Yo me asusté más que tú. ¡Pensaba que tú eras el teniente! ¡Qué susto me diste! Y además soy el culpable. En ese hatillo lo tenía todo, mis cosas, el pan... Cuando regreses encontrarás tu hatillo. - ¿Piensa usted así? - ¿Dónde se va a meter? Yace al lado del puente y la espera a usted. ¡Oh! ¿Por qué será que no para? Ya nos acercamos. Usted se baja rápido, para que nadie la vea. ¿Qué haré si allí ya no está el hatillo? Sabe una cosa... Mejor que no se baje. Tengo comida y, según el dicho, el vagón es confortable. No, mejor me bajo. - ¿No se puede quedar? - No.
34:24
¡Alguien anda allí! Sí. - ¿No quiere comer? - No, gracias, estoy llena. Si desea, ¡Por favor! No tenga verguenza. Mire que tocino tengo. - ¿Un tocino? - ¡Pruébelo! Bueno, si es tan só probar... ¡Deme un cachito pequeño! ¿Te gusta? Es un rancho en frío. A mi me gustan mucho los barquillos. Esas galletas en forma de tubitos. ¿No se acuerda? Antes de la guerra los vendían. - Yo vivía en el campo. - Y yo en la ciudad. - ¿No se ha enfadado conmigo? - ¿Por qué? Por que lo golpee. Eso está muy bien, para entablar conocimiento. - Stepanov, ¿tiene usted la lona? - Gavrilkin sabe dónde está. ¡Gavrilkin! ¿Tienes la lona impermeable? ¡Perdóneme! Ha sido tan estúpido lo ocurrido. También tengo la culpa. La asusté. ¿Sabe una cosa? Vamos a presentarnos. Vamos. - Me llamo Alexei. - Y yo Shura, o sea, Alexandra. - Mucho gusto en conocerla. - El gusto es mío.
37:36
- ¿A dónde va usted? - Voy del frente a casa. ¿Y usted? - ¡Rápido, Gavrilkin! - Ahora voy, algo se atascó aquí. Escóndete, rápido. Aquí está, camarada teniente. - ¿Por qué se demora tanto? - Ya voy, camarada teniente. ¡No nos notó! - ¿se asustó, Shura? - No. - Peru, si eres una miedosa. - No. ¿A quién vas a ver? Yo viajo a Kupinsk. A ver a mi novio. El es un piloto, está hospitalizado. Esta herido muy grave. - Ahora me bajo. - ¿Porqué? ¿La he ofendido? - Entonces, ¿por qué? - ¡Porque sí! ¿Piensas que no te acompañaré hasta donde está tu novio? ¡No pienso en nada! Voy a traer aqua. ¿Oyó el parte? ¡Avanzan, esos canallas! Se combate duro por Novorossisk. ¡En el tribunal aprenderás, como penetrar en trenes secretos! ¡Sígueme! - ¡Sígueme! - No iré. ¡Oye, déjala! ¡Ah! Apareció el palomo. ¿Qué pasa aquí?
40:53
Nosotros dos nos pusimos de acuerdo, ¿y te pones a transportar a civiles? - ¿Cuál es la diferencia? - ¡Hay diferencia! A ver, ciudadanita... ¡Ella no irá a ninguna parte! ¡Fuera de aquí! ¡Qué? ¿Quién es el centinela aquí? - Se acomodó. Heno, muchacha... - ¿Qué? ¡Cállate! - ¡Lo vi todo! - ¿Que viste? Como ustedes en el heno... se revolcaban. Ataque al centinela durante su guardia. - ¿Sabes lo que pasa por eso? - Pues, iqué mierda eres tú! Eso depende del punto de vista. Del tuyo, puede que sea una mierda, Pero, del mío, no tengo precio. Márchense ambos del tren! ¡Si no os vais, dispararé! ¡Tengo todo el derecho! ¡Dispara! ¡Ay, qué miedo! Todavía no has visto al teniente, Por eso estás tan valiente. Nos hemos puesto muy enfadados, ya bastante. Hablemos por las buenas. No hay de qué hablar. Aléjate del vagón con tu... Doy dos disparos al aire y después... ¡Qué bien se han acomodado aquí! ¿Comen carne enlatada!
42:16
¿Quieres que te de otra lata de estofado? ¿Dos? ¿Quieres encubrir el insulto personal con carne estofada? ¿Quieres que me disculpe? Esta bien dame las latas. ¿Qué sucede aquí? Vea, camarada teniente, han penetrado por cuenta propia en el vagón. Tomo medidas enérgicas. ¡El combatiente Skvortsov! ¡Estoy de pase! ¿A dónde se dirige usted Hasta Gueorguievsk, camarada teniente. Aquí tiene mis documentos. Me dieron sólo dos días. Yo ya voy atrasado. ¡Oh!... ¡Un Héroe! ¿Y la muchacha va con usted? - Sí. - No. Ella perdió sus cosas, y allí había dinero, pan... - Pues bueno, no mientas. - ¡Pero no! Nosotros... - Cuidado con el fuego. - Está bien. ¿Que es esto? ¡Ah! Esto... camarada teniente... Parece ser carne enlatada. ¿A quien se la ha cogido? ¿A ellos? ¡Devuélvala inmediatamente! Pero, si ellos la dieron voluntariamente... - ¡Dos días de arresto! - Por qué? - ¡Cinco días! - Pero si yo... - ¡Repita la orden! - ¡A sus órdenes! Cinco dias...
43:54
¡Qué vergüenza! ¡Ya ven! Lo había dicho. es una fiera. ¡Ahora ninguna fiera nos da miedo! Que agradable es cuando piensas de alguien mal, - y él resulta una buena persona. - ¡Sí, el teniente es una persona buena! Muy buena. ¡Aliosha! ¿Confía usted en la amistad? Claro que confío. En el frente sin esto estarás perdido. ¡Eso ya lo sé! ¡Pero entre un muchacho y una muchacha? ¿Por qué no? Hay muchachas mejores, incluso, que los muchachos. Yo también pienso así. Pero algunos consideran que sólo el amor es posible. ¡Qué tontería! Yo era amigo de una chica. ¿Puede que no lo notas, pero la quieres? - ¿A ella? ¡Pues, no! - ¿Quizás sea ella la que...? Sí ella es una niña. Nuestra vecina, Zoyita. No, el amor es otra cosa. Aliosha, ¿a usted le gustaría encontrar un amigo verdadero o una amiga, para toda la vida?
45:47
¡Y yo! ¿Usted se preguntará, para qué voy ahora? Haces bien, que vas a verle. - Eso no es del todo así... - ¡Qué brava eres! Así no haría ninguna casquivana. ¡No, Aliosha, usted no sabe nada. - ¿Sabe una cosa, Aliosha? - ¿Que? - ¿Qué sed, verdad? - Sí... - ¿Nos quedamos aquí un rato? - Sí, un poco. Escuchen el parte vespertino del 27 de julio. En el transcurso del 27 de julio Nuestras tropas combatieron en la región de Voronezh, Y también en la de Tzimplianskaya. Después de tenaces combates Nuestras tropas han dejado las ciudades de Novocherkassk y Rostov. En otros sectores del frente No han habido cambios esenciales. En la semana transcurrida, del 19 al 25 de julio incluido, En los combates aéreos, en los aeródromos...
48:39
¡Alto, ahí! ¡Detente! ¡Me puede llevar hasta Uzlovaya? El tren me dejó. - ¿Oiste el parte? - Sí. ¡Ay, que diablo! Es el segundo día que no duermo. ¿Que vas a hacer! Coge, dale vueltas. ¿Qué le va a hacer uno? Este camión tiene mi edad. Mí hijo esta en el frente. Su correo de campaña es el 139. - ¿No has oido nada de ellos? - No. No sufras, muchacho, ya le alcanzaremos. - ¡Atrás, camarada combatiente! - ¡Yo soy de este tren! - Te has equivocado ¿A dónde vas? - A Gueorguievsk Ese tren hace hora y media que se fue. - ¡Alioshal - ¡Shurita! - ¡Shura, estás aquí? - ¡Sí! Aquí, usted olvidó... ¡Qué inteligente eres! - ¡Fue por mí que se quedó! - Pensé que no te vería más ¡Pues, yo te esperaba! - ¡Qué ganas tengo de beber! - ¡Todavía no has tomado agua? ¡No! Temía que pasaras Al lado y yo no te viera. ¡Shurita mía! Bueno, vamos.
53:19
- Pronto estarás en casa - Y tú. No te inquietes, Shura. El se pondrá bien. Yo nunca antes había visto un chino como usted. ¡Aliosha, y este pañuelo... ¿Para quien es? - Es un regalo para mi madre. - ¿Verdad? ¿Y el jabón también? - ¿Que jabón? - ¡El que está aquí, en la bolsa! - ¡Vamos! - ¿A donde? - Hay que llevarlo. - ¿El jabón? Sí. Lo prometí. ¡Qué bien, que me lo recordaste! Aquí cerca, en la calle Chejov. - ¿Este Pavlov es tu compañero? - No, nos encontramos casualmente. El iba para el frente. - La calle Chejov. - Qué cerca está! ¡Abuela! Diga, ¿dónde está el edificio número siete? ¡Aquí esta! - ¿A quién buscais? - ¡Nosotros a los Pavlovich! ¡Están vivos! ¿Quereis ver a Elizaveta Petrovna, o al anciano? A Elizaveta Petrovna. Ahora ella vive en la calle Semionovskaya. Y el anciano en instituto, allá alojaron a los damnificados. - ¿Dónde está más cerca? - la calle Semionovskaya. Mitia os acompañará. ¡Abuela, mira lo que he encontrado!
55:45
Mitia, acompaña a los camaradas a casa de Elizaveta Petrovna. - Mitia, el camarada vino del frente. - ¡El tren se le va a ir! ¡Vamos! ¡No toques mis burbujas! ¡Muchacho! ¿Aquí viven los Pavlov? Allí está el apartamento. Hay que golpear la puerta, el timbre no funciona. Queremos ver a Elizaveta Petrovna. Por favor, soy yo. Y usted, probablemente... Yo vengo del frente, un paquete le traje. - Probablemente... ¿Jo envía Pavlov? - Sí. ¡Entren, por favor! Perdonen. Esperen un minuto. ¡Vengo ahora! Llegaron del frente, de parte de Pavlov. ¿Qué hacer? - ¡Di lo que hay! - Yo no puedo. - Por lo menos él sabrá la verdad. - ¡Te suplico! Vale, está bien. Perdonenme, pero esto ha sido tan inesperado. - Así que usted vino del frente? - ¡Del frente! De parte de su marido, él pidió que le diera esto! - ¿Qué es esto? - Jabones. ¡Ah! Jabones. Gracias.
58:10
- ¿No quisieran té? - No, nos vamos. - Pero, ¿Por qué? - ¡No tenemos tiempo! Diga, cómo le van las cosas? Está bien de salud. Se preocupa por usted. Gracias. No le hable de lo que vieron aquí. Aunque, sin embargo... Mejor es que sepa la verdad. No me mire así. ¡Usted todavía es muy joven! ¿A quién quieren ver? - Nosotros a Pavlov. - ¡A Vasili Yegorovich! ¡Es a mí a quien buscan, de parte de Serguei! ¿Qué le pasa? ¡No se preocupe, todo está bien! Vengo de parte de su hijo. Aquí, él le envía un paquete. - ¡Jabón! - ¿El está vivo? ¡Claro, que está vivo! ¡O sea, está vivo! ¡Gracias! ¡O sea, que esto es un regalo de él! Abuelo, acuéstese. Usted no puede... - ¿No está herido? - No, goza de una perfecta salud. ¿Pero, qué hago yo? Siéntense, por favor. Den un taburete o algo por el estilo. Siéntese y cuente ¿Cómo está él?
01:01:14
¡En general, él combate... bien! Incluso, se puede decir que de manera excelente. Los compañeros le respetan por su valentía. El es muy audaz. El comandante dice así: "Sigan el ejemplo de Pavlov." Es un luchador pertinaz y no traiciona a sus compañeros. En nuestro regimiento todos le quieren. Cuando era chiquillo, también era querido por todos. - Ya tenemos que irnos. - ¡Beban té, por favor! ¡Muchas gracias! Pero, no tenemos tiempo. Nos vamos. Perdónenos, pero a él le hace falta seguir de viaje. Comprendo, es un asunto militar. Díle a Serguei que estoy muy satisfecho con él, que estamos bien. Y sobre esto no le diga nada, esto es temporal. ¡Lo importante es que esté tranquilo! También díle que... Liza, su esposa, trabaja... Le manda saludos y le espera. Se lo diré. ¡Dale! ¡Dale! - ¿A dónde va? ¡Es un vagón militar! - ¡Ella va conmigo!
01:02:47
- Sí. - ¡No! Pónganse de acuerdo primero y después tráela. ¡Ciudadana, no se puede! ¡Es un vagón militar! ¿Acaso te era dificil decir "sí"? Vete sólo. Tú ya has perdido medio día por mi culpa. ¿Acaso no puedo llegar yo sola? Es cerca de aquí. - ¡Ponte esto! - ¿Para qué? ¡Te digo que te lo pongas! Coge. ¡Que no te detengas te digo! ¡Pasa! - ¿Qué te pasa? - ¡Me han pisoteado el capote! - Esto es todo Aliosha. - Sí... No me olvide Shura. Aliosha no se ponga bravo, pero yo lo engañé a usted. ¿Cómo? No tengo ningún novio. Voy a ver a mi tía. Sólo que no se enfade. ¿Verdad que soy tonta? - Pero, ¿por qué lo hiciste? - Te tenía miedo. ¿Y ahora? ¡El tren! ¡Aliosha, rápido! ¡Shura! ¡Espera! ¡Cómo así..! ¡Mi dirección! ¡Shura, escríbeme! Poblado de Sosnovka... ¡Región de Gueorguievsk..! ¡El poblado de Sosnovka! ¡Shura!
01:06:45
¡No oigo! ¡Aliosha, cuando le dije que no tenía a nadie, Le declaré mi amor! ¿Por qué no me respondió nada? Usted no me quiere... Espérate, Shura... Ahora te diré todo... ¡A ver, permítame! ¡Déjeme pasar! Camarada, ¿usted va lejos? Hasta Sosnovka, cerca, unos diez kilómetros después del puente. ¡Pues nosotros viajamos desde Ucrania! Volamos, como aves de paso, no sabemos a dónde... Vamos a los Urales. Allí están nuestra fábrica y nuestros hijos. ¿Será un trueno? - ¿Vas hasta tu casa? - Sí. ¿Por mucho tiempo? Sólo una noche. Al amanecer se acaba mi pase. ¡Oh! ¡Qué bueno..! Pasar toda una noche en la casa natal, ¡qué felicidad! ¿Tiene una muchacha? Sí. Sólo que ella no está en Sosnovka. La perdí.
01:12:10
¡Auxilio! ¡Los niños! ¡Los niños! ¡Apártate soldado! - ¡Pasa y no molestes! - Andan aquí sin hacer nada. Ahora nos llevaremos a los heridos, A las mujeres lesionadas y a los niños. El resto esperará el regreso del tren. El volverá exactamente dentro de dos horas. Si, abuela, dentro de dos horas. ¡Dos horas! ¿Te has vuelto loco, imbécil! ¿Estás harto de vivir? - ¡Llévame hasta Sosnovka! - ¡No puedo! - ¡Son tan sólo 9 kilómetros! - ¡Dije que no puedo! Vengo del frente, a ver a mi madre. Le doy un abrazo y enseguida regreso. - ¿Y a mí, a la cárcel por tu culpa? - ¡Venga, vale! ¡Mezquino! ¡Pero, si este es Aliosha, el hijo de Ekaterina! - ¡Y Ekaterina está en el campo! - ¡Corre, ve a buscarla! ¡Así que llegó, Alexei Nikolayevich! ¡Zoyita! ¡Estas hecha toda una mujer! - ¿Dónde está mi mamá? - ¡En el campo! Pero, siéntese, tome una taza de té, que la tía Kátia ya vendrá iYo tengo que irme! Un camión me esta esperando. - ¿Cómo, ahora! - ¡En este mismo instante!
01:18:06
¿Y la tía Kátia? - ¡No está en casa! ¡Vamos al campo! - ¡Si lo hago, me encarcelarán! - No regresaremos a la casa. - ¡Ella está cerca! Siete pecados y una penitencia. ¡Vámos! ¡Aliosha! ¡Aliosha..! Llegaste mi hijito, has alegrado a tu madre. Yo esperaba... - ¿Cómo vives, mamá? - ¡Como todos! El trabajo es duro, no hay hombres. Todo lo hacen las mujeres... ¡Hola, Aliosha! ¿Qué dicen sobre el fin de la guerra? ¿No has visto a Ivan!? ¿Qué quereis de él? Acaba de llegar... Vamos, Aliosha, comes, descansas. Espérate, mamá, no hace falta. Tengo mucha prisa. - ¿A dónde vas con tanta prisa? - Tengo que seguir de viaje. Llegué de paso... por un minuto... ¿Por qué, hijno? No entiendo... Debo de marcharme... Ahora... Mejor hablemos. Quería reparar el techo... - Has crecido... has adelgazado mucho. - Eso es por el viaje tan largo. - ¿Y usted, mamá, esta bien de salud? - No hay tiempo de enfermarse. ¿Ya te afeitas?
01:21:50
¿Fumas? Ya tengo que irme... ¡No te suelto! ¡Alioshito! - ¡Perdóname, mamá! - ¿For qué Aliosha! - ¡Perdóname, mamá! - ¿Pero, qué dices? Alioshito... No te preocupes. Yo lo aguantaré todo y te recibiré. Tu padre no volvió de la guerra, pero tú sí vendrás. ¡Aliosha¡ ¿No viste a lván en el frente? ¿No dicen cuándo va a acabar la guerra? ¡Yo regresaré, mamá! Eso es todo lo que queríamos contaros de nuestro amigo, Alexei Skvortsov. Pudo haber sido un ciudadano ejemplar. O un constructor, o haber adornado la tierra con jardines. ¡Pero él fue y para siempre será en nuestra memoria un soldado, un soldado ruso! FIN

DOWNLOAD SUBTITLES: