Солярис. Серия 1 (фантастика, реж. Андрей Тарковский, 1972 г.)

Солярис. Серия 1 (фантастика, реж. Андрей Тарковский, 1972 г.)

SUBTITLE'S INFO:

Language: Spanish

Type: Human

Number of phrases: 461

Number of words: 2920

Number of symbols: 14589

DOWNLOAD SUBTITLES:

DOWNLOAD AUDIO AND VIDEO:

SUBTITLES:

Subtitles prepared by human
00:00
MOSFILM Agrupación Artística de Escritores y Cineastas. NATALIA BONDARCHUK DONATAS BANIONIS YURI YARVET VLADISLAV DVORZHETSKIY NIKOLAI GRINKÓ ANATOLI SOLONITSIN En la película SOLARIS basada en la novela homónima de ciencia - ficción de Stanislav Lem. Guión: Frídrij GORENSHTÉlN Y Andréi TARKOVSKlY Dirección: Andréi TARKOVSKlY Cámaras: Vadím YÚSOV
01:16
Decorados: Mijail ROMADlN Música: Eduard ARTÉMlEV. Sonidos: Semión LlTVÍNOV Subtítulos en español: Pablo Enrique López Rodríguez Ripped by SOUTHSiDE Ripping Crew SOLARlS Primera parte ¡Kris! ¡Ven acá! ¡Qué bien, que has venido! Cada mañana se pasea no menos de una hora. Ha trabajado mucho, incluso de noche. ¡Oh, esa solarística! Se parece a un contable, preparando su informe. Te esperábamos ayer. El quiso huir, cuando me vio. ¡Hola! ¡Buenas! No debería molestarles hoy.
07:34
¡Como hemos envejecido! Sólo ahora lo he entendido. El comprende que todo dependerá de su primera información. La tripulación envía todo el tiempo datos extraños. Si el confirma que allí no se puede trabajar, la estación podrá ser retirada de la órbita de Solaris. Lo entiendo. Prometiste hablar con él. Traje la película, por eso vine. Sí, claro. ¿Puede el nino pasarse algunos días con ustedes? Ana lo atenderá. Ahora estará más libre. ¿A qué hora será el vuelo de él? Mañana por la mañana partirá. ¡Qué bien se está aquí! Esta casa se parece a la de mi abuelo. Me gusta mucho. Por eso decidimos construir uno igual. No me gustan las innovaciones. Bueno, me voy, Tengo mucho que hacer. ¿Acaso no te quedas?
10:34
Lo he visto muchas veces. El día 21 del desembarco de nuestra expedición el radiobiólogo Vishniakov y el físico Fechner realizaban una exploración aérea del Océano Solaris. Ellos no regresaron y dimos la alarma. Debido a la niebla tuvimos que cesar la búsqueda. Todos los aparatos de salvamento regresaron a la estación, excepto el helicóptero que tripulaba Berton. El retornó después que oscureció. Al salir del aparato echo a correr. Sufría un choque nervioso. Después de 11 años de vuelos espaciales, tal comportamiento causó asombro. A los dos días se recuperó, pero no salió más de la nave espacial. Ni se acercó a alguna ventanilla, desde la que se viera el Océano. Después, nos escribió desde la clínica, que deseaba hacer una declaración sobre algo de suma importancia, que, supuestamente, ha de decidir el destino de la solarística.
11:44
¡Qué bien! Pues, que hable él mismo. Ya es hora de ceder la palabra a Berton. Cuando descendí por primera vez a 300 metros, me fue difícil mantener la altura, porque comenzó a soplar el viento. Concentré toda mi atención en el pilotaje. Durante cierto tiempo no miré para afuera. Por eso, penetré en la niebla. ¿Era una niebla corriente? No era una niebla habitual, parecía mas bien una capa coloide, muy viscosa. Ella cubrió los cristales. Era tanta la resistencia de esa niebla, que comencé a perder altura. En el lugar, donde debía estar el sol, la niebla se iluminó de rojo. Al cabo de media hora salí a un espacio abierto. Era redondo, con un diámetro de cientos de metros. Yo noté enseguida un cambio en el estado del Océano. Las olas desaparecieron y su superficie se puso transparente, casi del todo.
13:16
Debajo de ella se concentraba un limo amarillo. Cuando este emergía, brillaba como el cristal. Luego empezaba a bullir, espumajeaba y se solidificaba. Parecía un almíbar quemado. Ese limo se unía en grandes conglomerados y, paulatinamente, formaba diferentes figuras. El helicóptero comenzó a ser atraído hacia la niebla y tuve que hacer resistencia a ese movimiento. Cuando volví a mirar para abajo, vi algo parecido a un jardín. ¿Un jardín? Presten atención. Vi unos árboles, vallas, acacias, caminos. Todos eran de esa misma sustancia. ¿Tenían hojas esos arboles y plantas? ¿Los matorrales y las acacias? No, parecían ser de yeso, de tamaño natural. Después, comenzaron a fragmentarse, rompiéndose. La ebullición se hizo más intensa y todo se cubrió de espuma.
14:36
Ustedes mismos pueden convencerse de que fue así. Todo lo que vi debe haber sido filmado. Entonces, propongo suspender esta conversación y verlo con nuestros propios ojos. Muestre su película, debe ser muy interesante. - ¿Eso es todo? - Sí. Pero, no entendimos nada. ¿Por qué usted filmó solo nubes? Esto de seguro que es la niebla de que hablé. Para mí es algo inesperado. Puede que sobre la conciencia de Berton haya influido la corriente biológica del Océano de Solaris, que no sólo es un gigantesco cerebro, sino también una sustancia capaz de pensar. Esa es una hipótesis de carácter dudoso. ¿No estaba usted enfermo ese día? A continuación sigue un fragmento sin sentido. Desde aquí. ...Descubrí un objeto flotante. Me parecía que era el mono de Fechner.
17:39
Viré, para no perderlo de vista. En este momento, la figura se levantó un poco, como si flotara, sumergida hasta la cintura en la ola. Ese ser humano no llevaba mono y se movía. ¿Era un ser humano? Sí, un ser humano. ¿Le vio la cara? Sí. ¿Qué tipo de persona era? ¿Quién era? Un nino. - ¿Lo había visto usted antes? - No, nunca. Cuando me acerqué a él, noté que algo no estaba bien. ¿En qué sentido? Al principio no entendía de qué se trataba. Pero después comprendí que él era demasiado grande. Tenía unos cuatro metros de altura. Sus ojos eran azules y el pelo negro. ¿Tal vez se siente usted mal? Podemos aplazar la reunión. Continuaré. El estaba totalmente desnudo, como un recién nacido.
19:36
Y mojado, mejor dicho, grasiento. Su piel brillaba. El subía y bajaba junto con la ola, manteniéndose siempre encima. lndependientemente de esto, avanzaba. Eso era repugnante. Perdonen, corro la cinta. Queda muy poco. ...La información dada por Berton es un conjunto de alucinaciones, provocadas por la influencia de la atmósfera del planeta, con síntomas de ofuscación, lo que provocó la excitación en las zonas corticales asociativas. En estos datos no hay casi nada que se corresponda con la realidad. ¿Cual es la magnitud de ese "casi"? No he terminado. El doctor en física Méssenger tiene la opinión particular, De que lo informado por Berton pudo haber ocurrido realmente, Y debe ser estudiado detalladamente. Yo vi todo eso con mis propios ojos. Tengo otra opinión al respecto. Estamos en el umbral de un gran descubrimiento
21:05
y no nos debe molestar el hecho de que nos basamos en las observaciones de una persona sin formación científica. Muchos investigadores pudieran envidiar a este piloto, su presencia de ánimo y talento de observador. Además, a la luz de los últimos datos no tenemos el derecho moral para cesar las investigaciones. Comprendo los sentimientos del profesor Méssenger, pero, observemos el camino ya recorrido por nosotros. La Solarística se mantiene en el mismo lugar. La labor de tantos años ha resultado inútil. Lo que sabemos ahora de Solaris Parece un montón de hechos aislados, que no pueden ser enmarcados con ninguna concepción. Ahora nos encontramos en la misma situación. La Solarística degenera.
22:17
Se trata de algo más importante que la solarística: los límites del conocimiento humano. Al establecer esos límites de manera artificial, asestamos un duro golpe a la idea del pensamiento ilimitado, y, al obstaculizar el avance, facilitamos el retroceso. ¿Qué significa "En estos datos míos no hay casi nada que se corresponda con la realidad." Pues, yo vi todo eso con mis propios ojos. Eso significa que ciertos fenómenos reales pudieron provocar sus alucinaciones. Cuando soplan los vientos se puede tomar a un arbusto por un ser vivo. ¿Qué no ocurrirá en otro planeta! En estas palabras no hay nada ofensivo para usted. ¿Qué consecuencia tendrá la opinión especial del profesor Messenger? Practicamente ninguna. No habrá ninguna investigación en esa dirección.
23:31
Quiero hacer una declaración. La comisión no me ofendió a mí, sino al espíritu de la expedición... Y etc. Ahora se considera de buen tono reírse a carcajadas, cuando se habla del informe de Berton. Hace tiempo que nos conocemos, pero yo no sabía nada de usted. Usted era muy bello. ¿Por qué dice usted eso? Gracias. Bueno, Kris, ¿qué impresión te ha dado? Quisiera hablar con tu hijo a solas. No desearía volver a hacer el papel de cretino ante ti. Lo esperaré al lado del columpio. ¡Qué hombre más raro...! No hables así. El mismo se siente molesto. Le parece que estorba nuestra despedida. Pero, si él vino, es porque considera su asunto importante. Aunque no quisiera ver a nadie.
25:09
¡Hablamos tan poco nosotros dos! Me alegra que lo digas. Aunque sea en el último día. En el último día... Cuando la gente se despide especialmente, después se siente aversión. Veámonos después del almuerzo. Tenemos de qué hablar. Entonces... ¿Por qué invitaste al Berton ese, precisamente hoy? ¿Dónde dormirán los huéspedes? Creo que en el cuarto de arriba. Voy a la cita, al lado del columpio. - Quizás... - Vuelvo ahora. ¡Deja ese cuarto en paz! ¡Oye Kris! ¿qué pasó? ¿Qué es eso, que mira desde el garaje? Es un caballo. Ya lo vi. Vamos. Es bueno. ¡qué lindo es! Me parece que la solarística está en un callejón sin salida. Debido a la fantasía irresponsable.
27:22
A mí me interesa la verdad y usted quiere que yo me convierta en un partidario incondicional. No puedo dejarme llevar por los impulsos del alma. No soy un poeta. Tengo un objetivo concreto: O cesar las investigaciones y sacar la estación de su órbita, legalizando así la crisis de la solarística, o tomar medidas extremas, influyendo sobre el Océano con radiaciones de alto poder penetrante. ¡Eso sí que no! ¿Por qué? Usted propuso continuar las investigaciones, como sea posible. ¿Quiere usted destruir lo que por ahora no podemos comprender? No soy partidario de obtener conocimientos a toda costa. La verdadera sabiduría se basa en la moral. Del hombre depende que la ciencia sea inmoral. Acuérdese de Hiroshima. ¡Pues, no la haga inmoral! ¡Qué extraño...! No tiene nada de extraño. Usted mismo no está seguro de que lo visto allí no fue una alucinación.
28:37
Muchas gracias. Puede considerar nuestra conversación terminada. - ¿Qué pasó? - ¡Me voy! ¿A dónde? El es un contador y no un científico. Seremos amigos, pero no tienes porque hablar así de él. Desde hace 20 años nos conocemos. ¡Algún día tenía que terminar! ¿Dejas al nino aquí? ¿Por qué lo ofendiste? Eres demasiado cruel. Es peligroso enviar al cosmos a la gente como tú. ¡Allí todo es sumamente delicado! La Tierra se ha adaptado a los seres como tú, aunque eso le ha costado muchos sacrificios. ¿Sientes celos de que me entierre él y no tú? Se ha establecido que el Océano de Solaris es un cerebro muy singular. Después se planteó la audaz hipótesis de que el Océano es una sustancia pensante. Han pasado muchos años, pero esa hipótesis no se ha confirmado. Es un programa sobre Solaris. Son pocos los que siguen creyendo en esa idea.
30:20
Se trata de las personas cuyo destino está relacionado con la estación. En esa enorme estación, construida para 85 personas, ahora trabajan sólo 3: El astrobiólogo Sartorius, el cibernético Snawt, Y el fisiólogo Guibarián. Este último estudia el problema... Les llamo desde la ciudad. ¡Berton! Ana, retírate, tenemos que hablar. Al hablar con Kris me salí del tema y no le dije lo principal: Es sobre Messenger, quien expresara su Opinión particular en aquella reunión. El se interesó por Fechner, cuando este pereció en el Océano de Solaris. Resulta que él había abandonado a su familia, dejando al hijo sin padre. Messenger y yo fuimos a ver a la viuda de Fechner. Y vi personalmente al muchacho. Nunca me hablaste de eso. - No hubo motivo para ello. - Esta bien. ¿Qué más? Era idéntico al nino que vi en Solaris.
31:42
Cierto que no medía 4 metros. Ahora Kris no tiene que pensar en eso, pero allá debe recordarlo. Estos papeles no hacen falta. Lo que hay que conservar está en mi cuarto. Escritos del instituto, tesis de curso... ¿Cómo es posible que se conservaran? Pediré que los cuiden, si me pasa algo. No busques la película, con la hoguera aquella. ¿Te acuerdas? Me la llevaré. Sí, cógela, claro... - ¿Estás listo, Kelvin? - ¡Listo! ¡No te preocupes por nada! ¡Buen viaje! - ¿Cuando es la partida? - Ya vuelas. ¡Estación Solaris! ¡Hagan algo! Parece que estoy perdiendo estabilidad. ¿Dónde están ustedes? ¡Tienen visita! ¡Doctor Snawt! ¡Es usted Snawt?
46:07
Soy el sicólogo Kelvin. Por lo visto, no me esperaban... ¿Recibieron el radiograma? Sí, claro. ¿Qué tiene usted? Perdone... ¿Dónde está Guibarián y Sartorius? Sartorius está en su cuarto, Guibarián murió. ¿Cómo que murió? Se suicidó... Yo conocía a Guibarián. El nunca... Casi todo el tiempo sufría una fuerte depresión. Desde que comenzaron estos desórdenes... Mire, descanse, báñese. Ocupe cualquier cuarto. Regrese dentro de una hora. Quisiera ver a Guibarián... O sea, a Sartorius. Más tarde. Difícilmente él le abra ahora. Está en el laboratorio. Oiga, Snawt, comprendo que ocurrió algo extraordinario
47:53
y quizás... Doctor Kelvin... Comprenda usted... Venga dentro de una hora, por favor. Vaya y descanse. Ahora somos tres, contando a Sartorius. A él lo ha de conocer por las fotos, igual que a mí. Si ve algo raro, o sea que no sea a Sartorius y a mí, no se alarme. - ¿Qué puedo ver? - Eso depende de usted. - ¿Alucinaciones? - No... Pero recuerde... - ¿Qué cosa? - No estamos en la Tierra. Mejor venga por la tarde o por la noche. ¡No! ¡Venga mañana por la mañana! A. GUlBARlÁN HOMBRE PARA K. KELVlN ¡Hola, Kris! Todavía tengo un poco de tiempo. Debo contarte algo
51:49
y prevenirte. Ahora ya sabes que me ocurrió. Si no, ya te lo contarán Snawt o Sartorius. Lo que me ocurrió a mí carece de importancia. Mejor dicho, no es posible contarlo. Temo que lo que me ocurrió sea tan sólo el comienzo. Claro está que yo no lo quisiera, pero eso puede ocurrir contigo y con los demás. De seguro que aquí eso puede pasarle a cualquiera. Sólo que, no pienses que me he vuelto loco. Tú me conoces. Si me da tiempo, te contaré por qué lo hice. Si eso te ocurre, quiero que sepas que no es locura. Eso es lo principal. En lo que respecta a las futuras investigaciones, soy partidario de la proposición de Sartorius
53:10
de someter al Océano a radiaciones de alto poder penetrante. Eso está prohibido, pero no hay otra salida. Nosotros... Ustedes sólo se atascarán. Puede que eso los saque del punto muerto. Es la única posibilidad de contacto con ese monstruo, no hay otra salida. Si... Doctor Sartorius, soy Kelvin. Llegué hace dos horas. Compréndame, me encuentro en una situación absurda. Si usted no abre, romperé la puerta. Abriré, pero usted no entrará. Yo mismo saldré. Me llamo Kelvin. De seguro que usted oyó hablar de mí. Yo trabajé con Guibarián... Snawt me dijo que él está muerto. Entonces, ya conoce esa historia.
57:48
Eso es terrible. No conozco detalles, pero él murió... Ese no es el problema. Todos podemos morir. Pero en su testamento pidió que lo sepultaran en la Tierra. Guibarián prefirió los gusanos al cosmos. ¿Oyó usted hablar de Berton? Sí, el participó en las búsquedas de Fechner. Fechner tuvo una muerte formidable. Guibarián tuvo miedo. No se debe hablar mal de él ahora. Ahora sólo hay que pensar en el deber ante la verdad. No es allí donde hay que buscar la verdad... Su valentía es inhumana. Váyase. Usted es demasiado impresionable. Usted debe acostumbrarse. Le deseo buena salud. Hablé con Sartorius. Me parece un tipo desagradable. Es un científico talentoso. Sabe que, me siento algo indispuesto.
01:02:10
Usted está bien de salud, Sólo que no atiende a los consejos. ¿Hay alguien más en la estación además de nosotros tres? ¿A visto...? Usted me advirtió... ¿De qué? ¿A quién vio? ¿Es una persona? ¿Es ella real? ¿Puede uno tocarla? ¿Puede ser herida? ¿La vio usted hoy por última vez? ¿Y quién eres tú? Tranquilícese... - ¿De dónde salió ella? - ¡Déjeme en paz! Temes... No te preocupes, no te consideraré un loco. ¡Un loco! ¡Dios mío! Tú no sabes nada... absolutamente nada... ¡Eso sería una salvación! Escucha, Snawt... Esto no tiene sentido. De todas maneras, ellos no me comprenderán. Ellos piensan que perdí el juicio. Aunque parezca salvaje, debo hacerlo, porque temo que Snawt y Sartorius entrarán aquí.
01:05:06
Ellos no comprenden lo que hacen. Tengo miedo, Kris... Yo no puedo... Nadie puede entenderlo... ¡Abre Guibarián! ¡Deja de hacer tonterías! ¡Somos nosotros, Snawt y Sartorius! ¡Queremos ayudarte! Quieren ayudarme. ¡Ahora abro! ¡No golpeen! Soy mi propio juez. ¿La viste? Kris, entiéndelo, esto no es locura. Es algo relacionado con la conciencia. ¡Deseaba tanto que llegaras! ¿De dónde viniste...? ¡Qué bien se está aquí! Pero esto no... ¿Cómo supiste, donde estaba yo? ¿Por qué haces esa pregunta? No sigas, Kris, que me haces cosquillas. ¿Dónde están mis zapatos? No... Allí no están. ¿Quién es?
01:12:34
Kris, soy yo... Sabes una cosa... Tengo la impresión de que he olvidado algo. No puedo comprender... ¿Me amas? ¿Por que haces preguntas tontas, Hary? Como si no lo supieras. Me iré por poco tiempo. Espérame. - Voy contigo. - No, Hary. Pronto vendré. ¡No! ¿Por qué? No sé... No puedo... ¿Qué no puedes? Me parece, que debo... Verte siempre... ¿Por qué? ¿Acaso eres una niña? ¡Tengo que trabajar, Hary! Me comporto como una imbécil. Y tú andas erizado, como Snawt. - ¿Como quién? - Como Snawt. Oye, ¿de dónde tú lo...? ¡Ya debo irme! Si quieres, vamos juntos.
01:14:32
No puedes ir con vestido, ponte el mono. Ayúdame, no puedo desatarlo. ¿Por qué me miras así?

DOWNLOAD SUBTITLES: